Presidiarios en Ohio Reconstruyen Computadoras, Ingresan a la Red de Prisiones y Acceden a Carteras Bitcoin

Dos convictos armaron dos computadoras y organizaron un esquema de fraude que incluía aplicaciones de tarjetas de crédito y carteras de bitcoin en una prisión estadounidense. El incidente tuvo lugar en Ohio, en la Institución Correccional Marion (MCI), donde, aprovechando los programas de reinserción social de la prisión, los presos pudieron poner en marcha un pequeño esquema de fraude de la reconstrucción de dos computadoras personales.

 

Presidiarios en Ohio Reconstruyen Computadoras, Ingresan a la Red de Prisiones y Acceden a  Carteras Bitcoin

 

A través de estas terminales, pudieron violar la seguridad cibernética del Sistema de Seguimiento de Delincuentes (DOTS) del MCI, teniendo acceso a los registros de los internos. Con éstos abrieron carteras de criptomonedas, solicitaron cuentas de bancos y hasta 5 tarjetas de crédito usando el nombre de “Kyle Patrick”. Además, manejaban software de telefonía, cuentas en el servicio de chat Pidgin y acceso a los portales de Tor.

 

El Ingenio para Robar Bitcoin

 

Los internos habían improvisado computadoras por encima de sus celdas, y aunque el hallazgo fue hecho en 2015, según una investigación de la Inspección del Estado de Ohio, las autoridades penitenciarias no investigaron adecuadamente el incidente.

Las irregularidades fueron encontradas por el empleado de la prisión Gene Brady, quien notó una anomalía altamente sospechosa: un usuario intentó romper la seguridad del recinto usando la información de acceso de un empleado de MCI. Este usuario fue uno de los “hackers convictos”, quienes a través de estas computadoras lograron generar pases para áreas específicas del complejo carcelario.

Según un informe publicado por la Oficina del Inspector General de Ohio, los presos aprovecharon el programa de reinserción de la Iniciativa Verde, en el que los reclusos pasan su tiempo en prisión en actividades como el reciclaje, la horticultura y el procesamiento digital de chatarra, junto con la agencia sin fines de lucro RET3 , Así como otras áreas relacionadas con la tecnología agrupadas en un programa específico llamado LifeLine, del cual los criminales formaban parte.

 

Si este artículo te ha sido de mucha ayuda compártelo en tus redes sociales, pronto estaremos colocando nueva y mejor información para ti.